¿Qué pasa en el Patio Herreriano?

 

¿Qué pasa en el Patio Herreriano? Si hay un resumen que a mi juicio, narra lo que ha sido la política cultural practicada en los últimos años a lo largo de todo el Estado, fué  el Salvados de Jordi Evole: “Cuando éramos cultos”Este artículo solo trata de poner sobre la mesa algunos puntos referidos a la acción política desarrollada sobre el Museo desde que en 2008 comienza la “crisis”.

Es, en esa etapa donde podemos situar, el principio del fin de aquellos escaparates de exhibicionismo y corrupción, que comenzaron a estorbar a los propios políticos que los crearon y que fueron dinamitados con recortes y cierres, bajo pretextos de estabilidad presupuestaria, reducción de déficit o establecimiento del techo de gasto.

“Abocado a la desaparición”

En este contexto, El Patio Herreriano, con sus peculiaridades, es un ejemplo más de todo ello. En 2010 la idea planteada por el entonces alcalde Javier León de la Riva y apoyada totalmente por la dirección del Museo, consistió en un plan de medidas de “asfixia controlada” que sin responsables (más que la crisis) conduciría a un “irremediable” cierre del museo, justificado bajo el argumento de la (no) rentabilidad. De esta forma el gobierno municipal tendría vía libre para darle al edificio un uso rentable que podría ser, un céntrico palacio de congresos. Así, León de la Riva, anuncia: “El Patio Herreriano cerrará a mediodía y restringirá las exposiciones por la crisis” acordando: “crear una comisión presidida por la Concejal de Cultura en la que estará el director del Área de Cultura y un representante de la Colección Arte Contemporáneo para ver «por dónde se puede seguir apostando por el recorte”. 

Seguir leyendo “¿Qué pasa en el Patio Herreriano?”

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone
¿Qué pasa en el Patio Herreriano?

Escrache contra desahucio

 

Hace un par de días leí que el Comisario Pino (Eugenio Pino) había comunicado a sus policías, la orden de prohibir la palabra ESCRACHE en los informes, sugiriendo las acepciones “acoso”, “coacción” y “amenaza”, diccionario en mano, como prueba irrefutable de verdad. Inevitablemente la noticia me recordó una película que vi hace poco tiempo: Politist adjective del rumano Cornelio Porumboiu. El protagonista es Cristi, un policía que se niega a arrestar a un joven muchacho que fuma hachis con dos compañeros de clase.

Seguir leyendo “Escrache contra desahucio”

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone
Escrache contra desahucio